Libre Noticias
Sin categoría

Avatar Inexpresivo y voz monótona celebra misa ante fieles

Avatar Inexpresivo y voz monótona celebra misa ante fieles

Una misa creada con inteligencia artificial despertó gran interés en una congregación alemana. Durante el servicio, el chatbot pidió a los creyentes en la iglesia de St. Paul en la ciudad bávara de Fuerth, que estaba repleta de gente, que se levantaran de los bancos y alabaran al Señor.

El chatbot ChatGPT, personificado por un avatar de un hombre negro barbudo en una pantalla gigante sobre el altar, comenzó a predicar a las más de 300 personas que se habían presentado el viernes por la mañana para un servicio de la iglesia luterana experimental generado casi en su totalidad por inteligencia artificial.

“Queridos amigos, es un honor para mí estar aquí y predicarles como la primera inteligencia artificial en la convención de protestantes de este año en Alemania”, indicó el avatar con un rostro inexpresivo y una voz monótona.

El servicio de 40 minutos —que incluyó el sermón, las oraciones y la música— fue creado por ChatGPT y Jonas Simmerlein, teólogo y filósofo de la Universidad de Viena.

“Concebí este servicio, pero en realidad prefiero acompañarlo, porque diría que alrededor del 98% proviene de la máquina”, dijo el académico de 29 años a The Associated Press.

La misa de inteligencia artificial fue uno de los cientos de eventos en la convención de protestantes en las ciudades bávaras de Nuremberg y la vecina Fuerth, y despertó un interés tan inmenso que la gente formó una larga cola fuera del edificio neogótico del siglo XIX una hora antes de que comenzara.

La convención en sí, la Deutscher Evangelischer Kirchentag, se lleva a cabo cada dos años durante el verano en un lugar diferente de Alemania y atrae a miles de creyentes para orar, cantar y hablar sobre su fe. También hablan sobre la actualidad mundial y buscan soluciones a problemas clave, que este año incluyeron el calentamiento global, la guerra en Ucrania y la inteligencia artificial.

El encuentro de este año se lleva a cabo de miércoles a domingo bajo el lema “Ahora es el momento”. Ese eslogan fue una de las frases que Simmerlein le dio a ChatGPT cuando le pidió al chatbot que desarrollara el sermón.

“Le dije a la inteligencia artificial: ‘Estamos en el congreso de la iglesia, eres un predicador… ¿cómo sería un servicio de la iglesia?”, mencionó Simmerlein. También pidió que se incluyeran salmos, así como oraciones y una bendición al final.

Terminas con un servicio religioso bastante sólido”, preciso Simmerlein, sonando casi sorprendido por el éxito de su experimento.

De hecho, los creyentes en la iglesia escucharon atentamente mientras la inteligencia artificial predicaba sobre dejar atrás el pasado, enfocarse en los desafíos del presente, vencer el miedo a la muerte y nunca perder la confianza en Jesucristo.

Todo el servicio fue “dirigido” por cuatro avatares diferentes en la pantalla, dos mujeres jóvenes y dos hombres jóvenes.

A veces, el avatar generado por inteligencia artificial provocaba risas sin darse cuenta, como cuando usaba lugares comunes y les decía a los feligreses con una expresión inexpresiva que para “mantener nuestra fe, debemos orar e ir a la iglesia con regularidad”.

Algunas personas grabaron en video el evento con entusiasmo con sus teléfonos celulares, mientras que otras miraron de manera más crítica y se negaron a hablar en voz alta durante el Padrenuestro.

Heiderose Schmidt, una mujer de 54 años que trabaja en tecnologías de la información, enfatizó que estaba emocionada y curiosa cuando comenzó el servicio, pero que lo encontró cada vez más desagradable a medida que avanzaba.

“No había corazón ni alma”, dijo. “Los avatares no mostraban emociones en absoluto, no tenían lenguaje corporal y hablaban tan rápido y monótonamente que me resultaba muy difícil concentrarme en lo que decían”.

Pero tal vez sea diferente para la generación más joven que creció con todo esto”, agregó Schmidt.

Marc Jansen, un pastor luterano de 31 años de Troisdorf, cerca de la ciudad de Colonia, en el oeste de Alemania, llevó a un grupo de adolescentes de su congregación a St. Paul. Estaba más impresionado por el experimento.

“De hecho, me lo había imaginado peor. Pero me sorprendió positivamente lo bien que funcionó. Además, el lenguaje de la inteligencia artificial funcionó bien, aunque a veces todavía era un poco irregular”, dijo Jansen.

Lo que el joven pastor se perdió, sin embargo, fue cualquier tipo de emoción o espiritualidad, que dice que es esencial cuando escribe sus propios sermones.

Al servicio también asistió Anna Puzio, de 28 años, investigadora en ética de la tecnología de la Universidad de Twente en los Países Bajos. Dijo que ve muchas oportunidades en el uso de la IA en la religión, como hacer que los servicios religiosos sean más accesibles e inclusivos para los creyentes que, por diversas razones, no pueden experimentar su fe en persona con otros en los lugares de culto.

Sin embargo, señaló que también existen peligros cuando se trata del uso de la inteligencia artificial en la religión.

El desafío que veo es que la inteligencia artificial es muy parecida a la humana y es fácil dejarse engañar por ella”, agregó.

“Además, no tenemos una sola opinión cristiana, y eso es lo que la inteligencia artificial también tiene que representar”, dijo. “Debemos tener cuidado de que no se use indebidamente para difundir una sola opinión”.

Simmerlein indicó que no es su intención reemplazar a los líderes religiosos con inteligencia artificial. Más bien, ve el uso de la inteligencia artificial como una forma de ayudarlos con su trabajo diario en sus congregaciones.

Algunos pastores buscan inspiración en la literatura, dice, entonces, ¿por qué no pedirle ideas a inteligencia artificial sobre un próximo sermón? A otros les gustaría tener más tiempo para la guía espiritual individual de sus feligreses, entonces, ¿por qué no acelerar el proceso de escribir el sermón con la ayuda de un chatbot para tener tiempo para otras tareas importantes?

“La inteligencia artificial se hará cargo cada vez más de nuestras vidas, en todas sus facetas”, señaló Simmerlein. “Y por eso es útil aprender a lidiar con eso”.

Sin embargo, el servicio de la iglesia experimental también mostró los límites para implementar la inteligencia artificial en la iglesia o en la religión. No hubo una interacción real entre los creyentes y el chatbot, que no pudo responder a las risas ni a ninguna otra reacción de los feligreses como lo habría hecho un pastor humano.

El pastor está en la congregación, vive con ellos, entierra a la gente, los conoce desde el principio”, dijo Simmerlein. “La inteligencia artificial no puede hacer eso. No conoce a la congregación”.

Síguenos también en Google News

FBPT

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Mueren 14 personas en siniestro de helicóptero ministerial en región Kiev

Libre Noticias

Sheinbaum reúne 130 mil personas en rendición de cuentas

Libre Noticias

Scorsese revela detalles de su nueva película con Robert De Niro y Leonardo DiCaprio

Libre Noticias